fbpx

Altares y Recorridos

El Sendero de la Sanación y el Sendero de la Sabiduría

SEMUK es particularmente un santuario para el agua y la madre Tierra. Durante 2 impresionantes recorridos entre árboles helechos, arroyos de agua de manantial y románticos senderos naturales el visitante disfruta descansar y meditar en 14 altares naturales para relajar los nervios, conversar con la naturaleza o recargar la pila. Así lo hicieron nuestros ancestros agradeciendo al elemento agua en cada manantial, cascada o río, bendiciendo el ingreso al bosque o el lugar de poder por el cambio de energías que sintieron y por los diferentes seres guardianes, elementales o espíritus que vieron ahí.
Hoy en día, cada vez más personas quieren vivir esta reconexión con la naturaleza, para ellas siendo obvio que una planta tiene alma y una propia conciencia, y que a una roca con cara se llama “abuelo”.

SEMUK completa los mundialmente famosos “baños forestales”, que en Japón son una piedra angular de la prevención de la salud y se llaman Shinrin-Yoku, para el visitante con conocimiento indígena y chamánico sobre la comunicación energética con vórtices de agua y formaciones rocosas. También a la estancia energetizante en la zona rocosa de montaña y en el río, en una de las cascadas o manantiales curativas, donde la ionización natural tiene un efecto fortalecedor e inmunoestimulante.

BAÑO FORESTAL EN EL BOSQUE DE NIEBLA

“”Los seres de luz de este lugar son mágicos, tan íntimos como mi corazón, tan humildes que esperan lo mismo de nosotros, simples mortales con esencia y espíritu infinito. No hay que olvidar a los seres de la noche, un poco intensos y también desconfiados, pero son amigos que te leen, te analizan y, una vez que te han aceptado, te muestran la grandeza de este Recinto Natural SEMUK”.

Silvia Castro, Licenciada en Artes, Edo. Mex.

En México el Recinto Natural SEMUK es pionero en la investigación y aplicación médica de la terapia natural. Personas de todo el mundo se pueden introducir en recorridos guiados, talleres y conferencias a la experiencia preventiva de una “sanación natural”. Los tres “detonadores” más importantes para tu autosanación y para fortalecer tu sistema inmunológico son 1. Los árboles del bosque, 2. Las peñas y formaciones rocosas y 3. Aguas puras giratorias.

Sendero de la Sanación

Pascal K’in ha creado con mucho amor y visión 2 senderos: el Sendero de Sanación en la más fresca ladera norte del Valle de San Lorenzo, más pegado al río, y el Sendero de Sabiduría a lo largo de la soleada ladera sur. Imagínate peregrinando por los siguientes 2×7 altares a paso tranquilo, contemplando la belleza de la vida en frente de tus ojos que ven con el corazón. Cada altar te despeja, reta, te sana y transforma, igual que en tu diario camino de vida que así vuelve ser un camino iniciático.

1. Virgen de Guadalupe
2. Salto del Agua
3. Alberca manantial vital
4. Bosque de Árboles Helecho
5. Cascada de Ángeles
6. Templo de las Estrellas
7. Poza Azul (+Cruz Maya+Cañon)   
                                             

(1) Virgen de Guadalupe

Pascal K’in es guadalupano desde que le apareció en 2008. La Santa Patrona de México nos saluda desde la entrada al Recinto Natural SEMUK en frente de la hermosa presa hidroeléctrica con su dique impresionante, construida a mitades del siglo XIX. Es posible subir a la pequeña capilla natural dedicada a la Virgen de Guadalupe y llevarle velas o flores. Actualmente, se están juntando fondos para construir una iglesita para la Santa Odilia, protectora de SEMUK, que fue abadesa del monasterio Mont St. Odile cerca de Estrasburgo en Francia y beatificada por Juan Pablo II.

Reflexión con Pascal:
Cada Santo y Maestro que se cruza en tu camino también es tu espejo que te desafía a ser como él. Mantras: “Yo soy.” “Soy un ser de luz dorada.” “Elohim, elohim, elohim.”

(2) Salto del Agua

Muy purificador por su efecto de ionización puede resultar la visita guiada al salto de agua, justo arriba del edificio de la entrada donde en la recepción se te da la bienvenida, las explicaciones sobre el Recinto, y en el Salón de piedra con chimenea tienen lugar los talleres y retiros.

Reflexión con Pascal: Si sé que soy mucho más de lo que he creído, ¿por qué no entrego a esta cascada todo lo que en verdad me frena y ya no me sirve de nada? Se llama “romper mis propias estructuras”, las emocionales y mentales inferiores…

(3)  Alberca Manantial Vital

ás abajo del salto de agua se encuentra un manantial milagroso con agua vital-activo, es decir con un alto grado de información por su movimiento giratorio natural (vital) y de alcalinidad (activo), que ya ha ayudado a muchas personas con malestar estomacal, defensas débiles o enfermedades crónicas. Esta agua alimenta la alberca sanadora con formaciones rocosas naturales y una temperatura de +/- 18° Celsius según la época del año. Una cura termal de pies o cuerpo completo puede estimular el rejuvenecimiento, la desintoxicación y el cuidado de la piel.

Reflexión con Pascal: Dios, ayúdame a distinguir entre un deseo del ego, como tener un coche, dinero, un hijo porque lo dicen mis padres, una pareja “perfecta”… y escucharte a TI, lo que TÚ hoy has elegido para mí a lo que pueda dar luz –igual como el agua pura que sin cesar brota de este manantial.

(4)Bosque de Árboles Helecho 

Parte de la flora única en los Bosques de Niebla de SEMUK es el árbol helecho, así como la cola de caballo. Ambos “fósiles vivientes” son medicinales y fueron los primeros árboles del planeta con una altura de hasta 30 metros en el Carbonífero, hace unos 350 millones de años. Una meditación del corazón en el bosque de los árboles helecho, que alcanzan hoy la altura de una palmera, es una experiencia inolvidable: es reconectarse con el paraíso, sin luchas ni guerras, con el comienzo de la creación, en profunda paz.

Reflexión con Pascal:
Para el terrícola de hoy no es fácil imaginarse como era este planeta sin guerra, ni entre países y religiones, ni en las familias y empresas, ni adentro de los órganos, células y proteínas. Todas tus luchas se repiten fractalmente. Un Viernes Santo me apareció Jesú Christo y me dijo: “Hijo mío, luchar es sufrir”. Y sufrir, entendí, es la cruz que él para nosotros cargó. Por ende, si estamos aquí para vivir, en vez de morir –¿entonces, porqué cargar una cruz? Vivir tu ser eterno de luz como lo busca tu alma original es una decisión existencial, en cada momento nueva. Mantram: “Vivo en un universo amoroso.” “I am living in a loving universe.”

(5)  Cascada del Ángeles

Esta pintoresca cascada, con su llamativa presencia natural de obsidiana –la piedra prodigiosa de los “teotihuacanos” (con sus famosas pirámides del Sol y de la Luna)– situada en un rincón bastante abandonado del Recinto, invita a recibir los regalos de este altar sobrenatural y ensoñar al futuro como soñador consciente. Es el lugar propicio para bendecir a los sinfines de espíritus, elementales y guardianes, y para agradecer a los Arcángeles y tu Ángel de Guarda por su compañía celeste y todo lo que han hecho por ti.

Reflexión con Pascal:
Hace 5 millones de años apareció el ser humano en el planeta, pero no tenía un cuerpo como nosotros, y no existía el karma. Somos ángeles haciendo una experiencia en un cuerpo físico, en la densidad de nuestra dimensión física. Rompe las cadenas de tu karma siendo la causa para el bien sin preocuparte por el efecto. Cazar efectos es siempre el ego o la moda de ayer, confía que en tus resultados luminosos se percibirá tu causa.

(6) Templo de las Estrellas 

Es el más poderoso y misterioso lugar de poder de SEMUK que apenas se está descubriendo. La figura de Chak Mo’ol, él que recibe el sagrado copal para ser quemado y vigila a nuestro Sol y las estrellas de la noche, originario de la cultura tolteca, recuerda al peregrino que los ancestros ubicaron nuestro origen en las estrellas y vieron como algo natural comunicarse con los “hermanitos de las estrellas” e inteligencias superiores en esta y otras galaxias respetuosamente.

Reflexión con Pascal:
Alcanzar conciencia crística o búdica significa: aquí en la Tierra, en los actos cotidianos lograr sembrar amor, humildemente aprender y trascender la oscuridad en luz. “Vivir desde el espíritu” es estar conectado con tu chispa divina, la que mantuvo vivo tu alma hasta hoy y siempre la recordará que tu alma vino de la luz.

(7)  Poza Azul

Es el altar más lejano de todos: el río se desliza sobre una pequeña catarata doble a la idílica Poza Azul –que es el nombre tradicional de los lugareños. Algunos se echan un chapuzón al agua, otros se abren el camino por las piedras del río para descubrir las impresionantes paredes rocosas del cañón donde parece terminar el Valle de San Lorenzo. De regreso te puedes parar en un árbol hueco y sentirte como un majestuoso gigante del bosque, firme y flexible a la vez, conectado entre Tierra y Cielo.

Reflexión con Pascal:
Desde mi maestría, como Jesús, Maria Magdalena, Buda, Krishna, Quetzalcóatl y otros Avatares, cocreo con pensamientos, sentimientos y actos un reino de amor, una iglesia del amor, un nuevo mundo de amor.

Sendero de la Sabiduría

Mientras que los temas que te acompañan en el Sendero de la Sanación son más bien la naturaleza, la expansión de tu conciencia y la bendición de los altos maestros, en el Sendero de la Sabiduría conectas con el chamán que hay en ti, con varias culturas antiguas y con los seres de luz presentes. El visitante sigue las flechas de madera pintadas a mano y recibe un folleto en la entrada con información y un pequeño reto en cada estación. De este modo, tu vida se convierte en una iniciación consciente en cada momento.

1. Foco Tonal
2. Playa Río San Lorenzo
3. Círculo de Piedra (+Cabeza Olmeca)
4. Manantial Corazón (+Altar de los Elefantes)
5. Meseta de Hadas (+Altar Celta +Laberinto)
6. Jardín de los Dioses (+Cueva del Dragón)
7. Camino Al-Pino (+Cruces Mayas)

(1) Foco tonal

Este lugar de poder junto al Río San Lorenzo, rodeado de cauces de agua y majestuosos álamos blancos (platanus mexicana), está dedicado al Sacerdote maya y monje tibetano Don Lauro quién ahí activó el 29 abril 2015 un rayo de energía cósmica, creando así un lugar poderoso de sanación. Similar al “Foco Tonal” cerca del Lago de Chapala en Jalisco, México, se logra percibir una extraña reverberación acústica al hablar. Una enorme raíz de álamo forma un portal que se usa para entrar a otras dimensiones.

Reflexión con Pascal:
Soy mi cuerpo y al mismo tiempo soy espíritu. En mi cuerpo está Dios –como experiencia. Soy indivisible porque soy una unidad viviente, parte eterna de Dios. De ahí la palabra “in-dividuo”, soy indivisible con el Todo.

(2) Playa Río San Lorenzo

Siguiendo un brazo normalmente seco del Río San Lorenzo, de repente te ves en medio de hermosas plantas de cola de caballo, que fueron de los primeros árboles del planeta, hasta que llegas a esta playita de río escondida y mágica. Es el altar idóneo para reflexionar sobre tu vida, dejar ir y soltar a tu alma que siempre le encanta vagar por el bosque y el río.
En el camino hacia el círculo de piedra, a mano derecha, todavía puedes llegar a la Isla del Río por el pequeño puente de madera.
San Lorenzo, que dio el nombre a nuestro pueblo, fue quemado vivo en una parrilla en el año 258 en Roma, según la leyenda, porque en vez de entregar al alcalde las riquezas de la Iglesia, le juntó a todos los mendigos, huérfanos, mutilados, ciegos y enfermos, distribuyó todo entre ellos y explicó que ésos eran los verdaderos tesoros de la Iglesia.

Reflexión con Pascal:
El pasado es una ilusión, porque ya pasó. Estar en el pasado significa sufrir. “Bendigo el pasado y acepto mis enredos de antes en este sistema dual, mis roles y los patrones colectivos que solo tomé prestado. Que el río se lleve mi arrogancia, mi destrucción, el dictador y opresor dentro de mí. Que el río se lleve mi temor, mi depresión, el rol de víctima cuando me percibo pobre y perdedor, cuando todo me parece difícil y sin salida.”
Mantram maya: “In lak’ech” (“yo estoy dentro de ti, yo soy tú”). Si hoy estás aquí solo, dilo a ti mismo. De lo contrario, escoge una pareja espontáneamente y díselo frente a frente.

(3) Círculo de Piedras

Siguiendo la práctica de los druidas celtas, Pascal K’in ha sembrado piedra por piedra en oración, a veces enterrando un cuarzo u obsidiana debajo. Hace miles de años, estas “cúpulas de energía” fueron las primeras iglesias al aire libre. Este círculo ceremonial es bastante especial: ¡un par de rocas inmóviles que ya estaban aquí antes, definieron la circunferencia y resultaron sorprendentemente en un radio de exactamente 3,33 metros! Además, del lado donde se acuesta el sol, está situada una impresionante roca en forma de cabeza olmeca, a cuyos pies se construyó el temazcal ceremonial. Entre el círculo de piedra y “el Olmeca”, en la calzada ceremonial, en momentos muy especiales se extiende una alfombra de brasas al rojo vivo para las caminatas sobre brazas.

Reflexión con Pascal:
El futuro es una ilusión, tal vez nunca ocurrirá. Estar en el futuro significa preocupación. “Hoy hago lo que está en mis manos de crear un futuro prodigioso. Doy lo mejor de mí para entregar un mejor planeta a nuestros hijos. Bailo, canto, rezo, abrazo, bendigo…”
Mantram lakota: “Mitakuye oyasin” (“para todas mis relaciones”)

(4) Manantial Corazón

Subiendo el camino amplio atrás del edificio con los cuartos para los visitantes se encuentra el manantial corazón, el lugar de autosanación por excelencia por sus fuertes vórtices de energía. Todo sucede como por sí mismo: para eso, solo reconéctate con el Sol arriba de ti, permite que pase el tiempo como el agua que baja por sus leves cataratas al río San Lorenzo. ¿No es un milagro que el agua, fuente de vida, simplemente brota del suelo sin interrupción? 

Arriba del manantial el altar de los elefantes, una rara obra de arte de la naturaleza, te invita a detenerte.

Reflexión con Pascal:
En la antigüedad los manantiales se consideraban sagrados, se tomaban baños rituales y se celebraban rituales para agradecer a los seres del agua. Como eran fuentes de poder y lugares de sanación, culturas sucesores y patriarcales los cerraron o construyeron sus templos encima de ellos para sellar el poder inherente.
¿Cuál es un “manantial existencial” para ti que hoy vas a abrir en tu vida?

(5) Meseta de las Hadas

El lugar ceremonial más enigmático en los bosques montañosos del monasterio de la Santa Odilia en Francia, llamado “Plâteau des Fées” (meseta de las hadas) ha dado el nombre a este altar. Según Pascal K’in tiene una vegetación y energía femenina muy similar, propicias para meditar en el altar celta, caminar el laberinto de piedras y en su centro consultar un oráculo o comunicar con los elementales. Está situado a un costado del Lago Blanco en construcción (lo que se deriva de “lago de Viviana, la dama blanca de Avalón”). –Solo con permiso especial se permite el acceso al prodigioso Bosquito de los duendes.

Reflexión con Pascal:
Respetar, estudiar hasta aprender de las culturas antiguas es un acto de sanación colectiva porque vas recordando qué verdaderamente significa ser humano. Más vivo que en los libros, puedes acceder a escuelas iniciáticas de otras dimensiones donde está toda la sabiduría que necesitas para sanar, crear, educar, relacionar, enseñar, liderar, al lado de monjas, mujeres sabias, sacerdotes, chamanes, iloles… ¡que ni te lo puedes imaginar!

(6) Jardín de los Dioses

Pascal K’in recuerda con cariño y gratitud aquel joven lama tibetano que le enseñó en las montañas de Chiapas que a través de las rocas podemos viajar a tiempos lejanos y entender cómo llegaron ahí en la historia de la Tierra. El joven maestro vio gigantes que movieron las rocas y ballenas nadando por encima de ellas; y leía en cada forma rocosa un animal o ser mítico que quería comunicarse con nosotros. En honor a la cultura prohibida del Tibet, el “Jardín de los Dioses” apela a nuestra humildad infantil y lúdica para poder percibir estas formaciones rupestres bizarras en SEMUK como Dioses y semidioses petrificados. En el bosquecito al lado encuentras la Cueva del dragón, un espacio idóneo para la meditación..

Reflexión con Pascal:
Soy un hombre-Dios, como lo fueron Adán y Eva, soy un surfista cósmico encarnado en la Tierra. La imagen ideal del hombre-Dios está en mis genes, en mis códigos genéticos de luz. Más que represento esta conciencia del código creador en mi vida –elevando mi nivel de energía y desarrollando mis cuerpos de luz, así activando procesos bioquímicos y energéticos en el ADN– más podré leer de la información en este banco de datos divino, de esta completa “herencia dragón” en mí. Es donde el dragón cósmico y el Avatar de México con conciencia crística se encuentran: es el Regreso de Quetzalcóatl. Mantram: “Elohim, elohim, elohim.”

(7) Camino Al-Pino

Subiendo por el “camino Al-Pino” a través de un bosquecito de pinos, crees que estás en un lugar diferente, lo que Pascal K’in recuerda de los Alpes en Suiza, su país de origen. Este altar se dedica a todas estas cordilleras más altas y míticos del planeta con sus leyendas, templos de luz y sabios con más de cien años de edad: los Andes, el Himalaya, el Kilimanjaro, los Rocky Mountains…
Este punto más alto del Recinto invita a contemplar en silencio con la dedicación del druida la energía y la sombra que nos regala el pino gigantesco.
Un pequeño camino te lleva a las 3 cruces mayas desde donde puedes disfrutar una preciosa vista sobre el Valle San Lorenzo.

Reflexión con Pascal:
Soy un ser divino. Soy un ser de luz. Soy espíritu. Es el eslabón perdido, sanador, unificador en nuestras Historias de Vida, sean personales o colectivas. Solamente así logramos reescribir nuestros (oscuros) dramas mortales en guiones de luz. Sin embargo, en el próximo paso evolutivo, estás llamado a desCUBRIR la espiritualidad en la vida cotidiana, en la cama, en la cocina, la oficina, la fábrica, en el gobierno. Eso no es fácil para la mayoría, porque piensan con estructuras obsoletas, ¡pero cambiará todo! Empecemos de nuevo pues. Como en un juego de mesa: de vuelta a la estación no. 1 en iniciar de nuevo, así continuando tu peregrinaje por la espiral ascendente de la verdadera vida.